sábado, noviembre 27, 2010

¡Qué desgracia de día!

Hace siete horas que llueve sin parar.
Hace frío.
Internet funciona pésimo (claro, si está todo Menorca conectado)

Ayer salí a patinar por primera vez. Después de un estudio del terreno, elegí una calle que estimaba que tendría poco tráfico. Acerté. En los 40 minutos que estuve sobre los rollers, no pasó ni un solo auto. Todo el asfalto para mí sola.

Al principio, al ver ese suelo, morí de miedo. A pesar del frío que hacía, me transpiraban las manos. Pero poco a poco fui cogiendo confianza.
Muchos nervios, pero muy lindo.

Hoy pensaba soltarme la melena y encarar el carril bici (o bici-senda, o como se diga)
A causa de la maldita y persistente lluvia, me será imposible.

A ver si mañana amanece el asfalto seco.

3 comentarios:

Diosesargentino JULIANO dijo...

aca llueve con espacios de nostalgia apagada. Yo solo espero que llegue mi chica desde su trabajo para ver juntos las gotas resbalando por la tarde. Un saludo y buen finde.

Maru dijo...

En Bs As también llueve, pero nada de frío. Es más ayer pasamos un calurosísimo día con más de 30º. beso y buen fin de semana (con o sin lluvia)

Marcelo Cafferata dijo...

Que suerte que el sabado por la tarde me la pase hablando por T.E. porque aca en Buenos Aires no llovia pero...
Veo que igual arrancaste con los carriles violentos posteriormente, asi que hay tiempo para todo!