viernes, noviembre 19, 2010

Ad infinitum...

La cantidad de trámites que tengo que hacer es interminable. Todos los días algo al menos uno pero siempre surge otro nuevo.

Por ejemplo, después de poner a punto el coche (cambiar rueda, arreglo techo, arreglo puerta) para poder pasar la ITV (inspección técnica de vehículos) resulta que saltó un problemilla en el freno posterior derecho. Resultado: llevarlo (y dejarlo) por 3º vez en 15 días al taller. Lo que implica pedirle a mi padre el favorcito de llevarme a dejarlo y a retirarlo, y quedarme sin coche. Pufff! Y ni hablemos de lo económico, que para eso trabajé, ¿no?

Ahora resulta que tengo que hacer el trámite del IPC (interruptor de control de potencia) para que Endesa (empresa proveedora de energía) no me penalice. En realidad, tenía que hacerlo hasta julio pero yo no estaba ni enterada.

Quiero cambiarme de proveedor de internet pero para eso tengo que darme de baja en el actual y quedarme sin adsl vaya a saber durante cuánto tiempo.

Esta martes fui al INEM, el jueves a la ginecóloga...
Todas las mañanas algo.
Estoy podrida.
Muy.

6 comentarios:

Genín dijo...

Tranqui, todo eso es normal, es parte de esta cochina forma de vida que llevamos todos, incluso yo...jajaja
Un dia se acaban las vainas que hay que hacer, y aunque siempre surgen otras, no se juntan al mismo tiempo...
Salud y besitos

Flor dijo...

Es que me pongo a pensar en todo lo que hice y lo que TODAVÍA me queda, y me sube la presión.

Chus dijo...

Todos tenemos muchas cosas que hacer, y no te digo nada cuando encima estás de médicos!!!.

Un abrazo

Flor dijo...

Tal cual, pero yo tengo lo trámites acumulados (por no haber realizado (casi) ninguno entre abril y octubre)
También ando de médico en médico: analítica, electro, radiografía, gine...
Harta estoy.

Marcelo Cafferata dijo...

Need mimos, me parece.

Besos, buen finde.

Flor dijo...

¿Mimos?
¿Vos o yo?

Yo, siempre.

Bon cap de setmana.
Besades