domingo, octubre 17, 2010

My boss y la puta que lo parió.

Mi jefe está insoportable, absolutamente insoportable.
Tiene un humor de perros y se la agarra conmigo.

Qué le pasa? Dejó de fumar el día 12.

No hay quién lo aguante, de verdad. Ayer estuve a punto de entregarle las llaves y decirle: hasta el año que viene, y que se joda.
Pensé que hoy no iría, pero fue. A qué? A romperme las pelotas.

Diga lo que diga, haga lo que haga, tooodo le sienta mal. Contesta para el orto.
Opté por no dirigirle la palabra, pero no funciona. Me busca. Me gruñe.
Sinceramente, no sé cómo vamos a llegar a fin de mes.

6 comentarios:

Genín dijo...

Claro y la situación de trabajo no está como para hacer lo que se merecería: MANDARLE A LA MIERDA!
Así que no te lo tomes como nada personal, no le hagas caso en tus adentros y paciencia, en cuanto puedas conseguir un trabajo lo dejas y punto.
Salud y besitos

Papá dijo...

¿Hoy? ¿Trabajás los domingos?

Flor dijo...

GENÍN

Noooo, mi trabajo me encantaaaa!!! Es el mono. Ya se le va a pasar.

PAPÁ

Sí, los 7 días de la semana, de mayo a octubre, o algo más.

Ela dijo...

y si sutilmente le mencionas el hecho de que esta un tanto irritable y de tanto resoplar te esta inflamando un toque los ovarios? digo...

Flor dijo...

Sutilmente empezará a los gritos.

Carlos dijo...

El Jefe o te quiere, o te desea...Yo
voy viniendo cuando puedo

Besos