martes, septiembre 28, 2010

Cagazo.


El finde pasado entraron tres chicos, drogados y con pistolas en mano a asaltar a mi prima (izq,)

Eran las 3 am y estaba durmiendo con su pareja.
Según la versión de segunda mano, los chicos se les metieron en el cuarto.
Les apuntaron y las querían encerrar en el baño, pero no tenía llave.

Fabi no paraba de llorar y le decían que si seguía llorando la iban a violar.
Mariana no dejaba de preguntar por Agostina, su hija, que dónde estaba, que qué le habían hecho. Se suponía que estaba durmiendo en otro cuarto. Taaaanto rompían las pelotas que uno de los chicos les mostró la nota que les había dejado Agostina sobre la mesa antes de salir. Menos mal que no estaba en casa.

Fue horrible, estuvieron muchísimo tiempo (horas) revolviendo toooda la casa. Lo único que lograron llevarse fue el sueldo de la niña y la moto que Fabi se había comprado hace un mes.
No les hicieron nada pero podría haber sido un desastre.

Una de las persianas estaba rota y por ahí entraron. La alarma no funcionaba.
También, sólo a ellas se les ocurre vivir tres mujeres solas en una casa con una hectárea de jardín y con cero medidas de seguridad.

La persiana ya está arreglada, la alarma también. La policía les da una vuelta de vez en cuando y están buscando para mudarse urgentemente.
Al susto que se llevaron no se lo van a olvidar en su vida.

2 comentarios:

Genín dijo...

Menudo canguele, hay que tener mas cuidado...
Menos mal que no les hicieron nada...
Salud y besitos

Anónimo dijo...

¿una casa con una hectárea de jardín?