jueves, septiembre 02, 2010

Algo está cambiando?

Será un post largo, reflexivo y personal. Avisados están.

Desde hace ya un tiempo, me acontecen un montón de cosas que me llaman la atención.
No sé si soy yo la que estoy más perceptiva/receptiva o hay algo que está cambiando.

A mí me encantan los niños y el vecino de arriba del laburo tuvo gemelitas. Yo siempre preguntaba por ellas a los abuelos pero nunca las veía porque las sacaban a pasear por las tardes (horario en el que ya no estoy)
Una mañana veo salir el carrito con las dos pequeñajas empujadas por el tío. Me acerco (avalanzo sobre el carro) aunque con él tenía cero confianza. Más tarde, me cruzo con el abuelo y le digo: "bon dia, hoy estoy feliz", a lo que me contesta: "sí, porque has visto a las niñas".
Me quedé dura. ¿Cómo puede un señor de 85 años deducir que mi felicidad se debe a eso? No entiendo cómo lo relacionó. Será que soy taaan transparente.
Bueno, lo de las niñas es sólo una anécdota que acabo de recordar. A lo que iba...

El tío de las niñas me dejó petrificada cuando se me plantó en la puerta del laburo el martes, carro en mano, y me dijo que venía a despedirse porque ya habían terminado sus vacaciones y se volvía a casa, hasta el mes que viene.
¿A despedirse de mí? Viniendo de él me resultó taaan extraño. Me quedé de piedra, pero me recuperé rápido y le di dos besos (darse besos no es algo normal por estos lares) Me salieron así, espontáneamente. Qué habrá pensado el hombre?
Uno a veces cree que pasa desapercibida y parece que no es tan así. Me dejó muy contenta.

Ya me sorprendió que la madre del chico que salía conmigo me buscara el otro día en el trabajo, teniendo en cuenta que nuestra relación fue escasísima. Hoy volvió a pasar y se quedó conversando. Me dijo que intentaría acordarse de poner una foto de su nieta en la cartera así me la mostraba.
Ahora que reflexiono, no es muy normal que me quiera mostrar la foto de la niña de mi ex (ex-nada, porque nunca fuimos nada) O sí? Para mí lo es porque me encantó verla en el móvil y si la viera en persona moriría de amor, pero me imagino que para muchas ex no sería algo agradable.
Lo extraño del caso es el feeling que se generó entre ella y yo porque la señora en cuestión es famosa por no tener muy buen feeling con nadie (de boca de uno de sus hijos, no de la mía, que conmigo siempre fue divina)

Otra sorpresa que me llevé hoy fue que vino a verme al laburo el doctor que me atendió el sábado en el hospi para ver cómo estaba.
Yo estaba en el patio, comiendo, y se me aparece. Sorpresón.
Me dijo que había averiguado que están dando turno para ecografías recién para octubre/noviembre así que había hablado con otro doctor, C, para ver si hay posibilidad de adelantarla (o algo por el estilo) No recuerdo bien lo que me dijo porque la actitud me nubló el entendimiento. Qué detallazo! Otro que me dejó dura.

Es una incógnita lo que genero en la gente.
Será que este tipo de cosas siempre pasaban y recién ahora soy consciente de ello?
O me lo estaré inventando...

PD: El post no venía de ésto pero se desfiguró en el camino, y así queda. Mientras yo me entienda :)

9 comentarios:

Genín dijo...

No, todo es normal que te sientas así, lo que pasa que se extraña uno cuando los acontecimientos en una misma dirección se acumulan, y como en este caso se concentraron, se significaron mas, pero yo que tu estaría muy contenta por esa sensibilidad extraordinaria que te hace escribir así...
Besitos y salud

Flor dijo...

Sí, sí, debe ser eso: acumulación, que hizo que reparara en ello.

En realidad, la reflexión iba por el lado del reiki (de allí el título) pero terminó siendo cualquier cosa y no entendiéndose nada, jajaja!

Besos

Abril dijo...

En mi humilde opinión(y cero conocimientos de psicología), creo que no es "el resto del mundo" el que cambia sino que somos nosotr@s (especialmente las mujeres) l@s que tenemos etapas o días en l@s que estamos más perceptiv@s/susceptiv@s/analític@s con todo lo que nos rodea.
Por cierto, ¿siempre tuviste esta debilidad por l@s bebés/niñ@s? Es que el maldito reloj biológico de las mujeres también nos hace estas "faenas". A mí me pasó hace un par de años: cualquier bebé me hacía emocionar. No podía ir de visita al hospital a ver a los recién nacidos de amistades o familia porque acababa llorando como una madalena. Por suerte, ya pasó.
Sigue feliz y cuídate.

Mecha dijo...

Yyyy.... si siempre fue así y recién ahor te das cuenta???


Puede ser que algo esté cambiando... en vos!

Flor dijo...

OBVIO que me refería al cambio en MÍ. Jamás se me ocurrió que el cambio fuera ajeno :)

ABRIL

Mi debilidad por los bebés es desde SIEMPRE, desde pequeñita, cuando cuidaba a los recién nacidos que iban a ser entregados a sus padres adoptivos.
Luego también tuve una etapa de ir a la Casa Cuna, donde estaban los niñitos huérfanos.

MECHA

No estoy segura de si siempre fue así, yo creería que no, que soy yo la que estoy cambiando (mucho)

Besos

Ela dijo...

la gran mayoria de las veces lo que uno recibe no es mas que el reflejo de lo que da. seras una persona que da este tipo de cosas, y ellos personas que no se ponen trabas al devolver! asi es la vida, ojala todos seamos asi, un poco iluso de mi parte, pero viviriamos todos mejor, no?

Flor dijo...

Mmmm, no sé, yo no me veo muy "dadora", pero bueh, quizás para la forma de ser menorquina, sí.

Besos

Angie Vázquez dijo...

Por lo que cuentas, parece que tienes eso que dicen "carisma" y tal vez siempre te han pasado esas cosas, pero nunca habías reparado en ello. Me gusta leerte este tipo de anécdotas, tienes un estilo muy particular y me entretiene leerte.

Saludos!

Flor dijo...

ANGIE

Carisma??? Mmmm, no lo creo. O quizás sí y no me doy cuenta. Creo que en realidad puede ser que no tenga conciencia de ello.

Gracias :)