viernes, agosto 20, 2010

Perdoname Marcelo

Ayer, mientras conversaba en la puerta del laburo con un ex-jefe, pasó la madre de un chico que salía conmigo. Como la vi mirar para adentro, le dije: acá estoy.

Nos pusimos a hablar los tres hasta que se me ocurrió preguntarle si no tenía en el móvil alguna foto de su nieta (hija del susodicho previamente citado)
Me mostró las fotos de una gorda herrrrmosaaaa, igualita a su papá.
Morí de amor.

2 comentarios:

Marcelo Cafferata dijo...

Es evidente que
a - el bebote
b - tu ex suegra
c - el recuerdo de un amor
te han pagado mal mal mal.

Porque?
Si, adivinaste.
El post carece de titulo.
Y eso a esta altura del partido, habla indidudablemente de que me has perdido el eje.
Vamos, que no se diga....!
Besos enorme,
Buen finde para vos y tus comentaristas habituales que ya somos como una petit cofradia!

Flor dijo...

Ufaaaaa!!! Me despistéeeee!!!
Estoy a tiempo de reparar el error? Ma sí, ahora voy.

Gracias. Buen finde para vos también. Contame tus planes, sí?