jueves, julio 01, 2010

Estoy descarriladísima con la dieta.

No es que coma lo que se me cante pero no puedo retomarla y seguirla como antes.

Estoy cenando mucho fuera de casa, me convidan cositas ricas (tabletas de dulce de leche, caramelos, alfajores)
Lo peor de todo: el organismo (la mente?) me pide algo dulce todos los días.

Intento pero NO lo puedo controlar.
Tendré que volver a enclaustrarme, es lo único que me funciona.

6 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

No!

Cómo te vas a encerrar!? Después, cuando salgas, te va a pasar lo que te pasa ahora.

Probá no comer nada con harinas día por medio. Después llevalo a una semana. Y después un mes. Porque comer harinas te hace tener antojos de todo.

Hay que aprender a vivir con tentaciones alrededor. Si te encerrás, te vas a sentir triste.

Besos y suerte.

Genín dijo...

Pobrecita, te comprendo, pero la solución no creo que sea la de enclaustrarte, al menos no del todo, y que conste que cuando miro la báscula y me canta, es la solución que a mi también me funciona, así que sin cerrarme en banda del todo, o sea no me enclaustro, me medio enclaustro hasta que bajo unos kilillos, en lo que estoy ahora que he pillado 4 a traición...jajajaja
¡Que difícil es amiga!
Que tengas suerte y aciertes...
Salud y besitos

manu dijo...

VIVE LA VIDA... no te dejes condicionar por las circunstancias.
Conozco una persona diabética a la que le gustaba mucho el chocolate. Como era uno de las pocas cosas buenas que le quedaban, decidió que la enfermedad no se la iba a quitar. Ahora se pincha un poco más, para compensar que sigue con el chocolate.
Usa la dieta con sentido común, no como una losa.

Vivi dijo...

como te entiendo flor!
pero yo ahora me lo tomo de otra manera; son rachas, a veces me como la vida, a veces estoy re medida..que sè yo!
besos!

Franvico dijo...

HOLA FLORRRRRR!!!!!


Tranquila, es hasta que vuelvan las cosas a su lugar. temine el mundial... etc.etc, y vuelvas a aplicar tu gran fuerza de voluntad...
(yo tb. tengo que empezar.... DIOS)

BESOS REINA...


FRAN.

Constanza dijo...

y sí, estando en casa es más fácil. pero no garpa ni ahí encerrarte para no comer, porque en el momento que salís del encierro te bajás lo que ves a tu paso (y encima te aburriste como un hongo todo el tiempo)
yo tampoco puedo mantenerme en una dieta, pero en cualquier momento me auto hago el bocho, y largo (si no salgo rodando antes! jajaja)
besos flor!