viernes, enero 01, 2010

El miércoles 23 tenía turno en la Pato a las 9:30.
Me fui caminando (7 cuadras) y casi me da algo. El calor era impresionante, la cara me hervía. Por suerte, el consultorio estaba helado.

Salí de ahí a las 12 y me fui al Correo a despachar la postal para Fer. Qué colaaaaa!!! Estuve aproximadamente una hora, pero más pereza me daba tener que volver otro día.

Al llegar a casa me encontré con que Ben (amigo londinense de Sofi) se quedaba a comer con nosotras. Dormimos algo de siesta.
A la tarde, intenté averiguar el temita de los billetes, ya me había resignado a la idea de comprar otro. Lo más barato: 1000€.
Para la noche teníamos reservada mesa en “Tocando al frente”. Meti vino a casa y nos fuimos las 3, en medio de la lluvia hasta la esquina. Encontrar taxi un día de lluvia en el centro es misión imposible. Después de muuucho tiempo, y con el pantalón empapado, logramos introducirnos en uno.
Estuvimos un rato las 3, luego cayeron Lu con Peteta y Agustina. Más tarde Raúl. Cuando estábamos en el escenario, Virgilio. Y al final, Clarita.



Agus, Lu y Peteta.

Lu, Sofi y Mer en el escenario

Debo haber cantado una 3 o 4 canciones. Me divertí mucho. Rauli nos llevó a casa.


El jueves 24 tuve que levantarme temprano para ir hasta la agencia de viajes. Fue al pedo, el dueño me dijo que en internet conseguiría el billete más barato.
Fui a la panadería a comprar una tarta para llevar a Raco al día siguiente. En el super compré las cocas.
Comimos, dormimos siesta y a la tarde nos tocaba cocinar para la cena de la noche. Sencillo, porque seríamos sólo 5. A mí me tocó el postre: flan de leche condensada, y listo.

Qué calor hacía!!! De solo estar, y con el ventilador a mil, nos corría el agua. Uno se sentaba y apoyaba el brazo en la mesa; a los dos segundos ya sentías la gotita deslizándose hasta el codo, lo mismo en las piernas. Hacían más de 40º de sensación térmica (hoy ya no recuerdo cuánto)
Llevé los ingredientes al living (las cocinas estaban ocupadas) y empecé con los huevos. Rompo el primero, feo. Rompo el segundo, podridooooo! Sofi empezó a putear porque tenía que bajar al super a reclamar. Menos mal que eran las 5:15 porque sino teníamos que salir a buscar un postre (el super cerraba a las 6)
Como la señora que la cuida se iba más temprano, trajimos a mi abu a este piso y la instalamos en la cocina con nosotras. De repente empezó a correr un viento impresionante y se largó la lluvia; y con ella, la bajada de temperatura. Menos mal porque se estaba pareciendo bastante a un horno de barro encendido.

Al final mamá no pudo venir por problemas de salud, así que fuimos sólo 4.
Comimos tranquilos, matándonos de risa con mi abu. A las 12 brindamos y abrimos los regalos: cartera (bolso), esmalte de uñas, 2 tangas y una crema. Me encantó todo.

Mis hermanos salieron, yo acosté a mi abu y me fui a casa. Al otro día tenía que levantarme temprano.

3 comentarios:

Genín dijo...

Me encanta ver a mi regreso que sigues sacrificándote tenazmente...jajaja
¡Feliz año!
Besitos y salud

BRILLI-BRILLI dijo...

Desde España feliz año!!
Besos

Fernando dijo...

Recibida!!! Siento que tuvieras que hacer cola :-)

Besitos, muchos

Fer