lunes, diciembre 07, 2009

Lunes y martes me la pasé encerrada.
Me encanta cuando puedo desayunar tranquila en casa, relajadita.


Tenía los pies como una bola, tobillos inexistentes, no me entraban las sandalias ni las zapatillas, sólo unas ojotas y con eso bajaba al súper en horas de poca gente y escondiéndome detrás de las góndolas para que no me viera nadie.

Me sentía atontada, cansada, me dolían las piernas y los pies.

Aquí tenemos un atardecer desde mi refugio...


Lograron convencerme para salir a caminar al Parque 9 de Julio. Me puse un short y una musculosa (todavía no sé cómo no me metieron presa) y partimos los 3 hermanitos a hacer algo de ejercicio. Ya era de noche. Qué miedo pasé! Al principio miraba todo el tiempo para atrás, controlaba los alrededores, etc. Poco a poco logré ir relajándome. Caminamos un poco más de una hora y terminé con los pies hechos pelota. Eso sí, no transpiramos nada porque estaba muuuy fresco.

8 comentarios:

Genín dijo...

Para disfrutar, también es necesario descansar, tu lo sabes!
Besitos y salud

Anónimo dijo...

que lindo estar en familia!!! disfrutalo

Abril dijo...

Uau, qué alto.. ¿Qué piso es? Esperamos la crónica de la fiesta!!

Thincho dijo...

Que linda foto del atardecer!
Qué ganas de estar allí!

Rossana Vanadía dijo...

aguante el queso finlandia!

Minerva dijo...

Qué viaje más intenso y emocionante no??
un besote y disfruta mucho!

Flor dijo...

ABRIL

Piso 12º, tampoco tanto.

THIN

Aquí? conmigo? o en BUE? jiji!
Love you.

Flor dijo...

ROSS

ME parece medio sequito de más.

MINE

Herrrmosoooo!!!