lunes, julio 20, 2009

El sábado amaneció gris y ventoso (no tanto)
Se trabajó muchísimo, a pesar de que se nos cortó la luz en la hora punta, y por bastante tiempo.
Lamentablemente, no pudimos ir a la playa así que no nos quedó otra que coger el coche y salir de paseo.


Optamos por ir a Fornells, que C no conocía.
Después de una vueltita (es minúsculo) nos sentamos a tomar un heladito (también minúsculo) En los 10 minutos que estuvimos sentados pasaron tantas cosas...

Había una chica sentada frente nuestro con una sillita con motor. Ella era monísima, como de mi edad, pero sus piernas no le respondían bien.

De repente, se escucha un ruido (despacio) y veo una señora con un cochecito que se lleva las manos a la cabeza. Un señor se agacha. Un niño llora. Unos turistas miran. Una furgoneta con un hombre dentro. Me imagino lo que pasó. Casi una desgracia. El niño se soltó de los padres y cruzó la calle.
La familia viene a tomar helado y se sientan a nuestro lado. La madre todavía estaba nerviosa y decía: “se lo acababa de decir”. El niño tendría unos 3 años.

Llega una barrendera y comienza hablar con la chica de la silla. Le contaba que el marido le está haciendo problemas con el divorcio y con la niña. Que pretenden declararla incapacitada para hacerse cargo de su hija arguyendo problemas psiquiátricos (bipolaridad) Se le llenan los ojos de lágrimas, ahí, en medio de todo el mundo...

Entra un hombre, lo conozco, es argentino.
Se acerca al pequeño y comienza a acariciarle la cabeza, sin parar. No podía dejar de mirarlo, mientras le revolvía los pelos. Estaba como en otro mundo. Casi lo había atropellado. Qué susto se habrá llevadoooo!!!
Me imaginé lo que habrá pasado el pobre hombre y casi me largo a llorar ahí mismo.

Preferí decirle a C que nos fuéramos.
Lo que presencié me ayudó a valorar mi vida, a dar gracias de que todo esté como está.

Estuve todo el camino de vuelta con una sensación rara, como de que algo (malo) estaba a punto de pasar.

Me duermoooooo....
Adéu

4 comentarios:

agustín dijo...

Querida Flor:

La vida esta acechándonos para sorprendernos de mil y una maneras con su cara.

Nos espera a veces con una gran sonrisa y nos deja atonitos de la alegría y en otras, nos enseña ese rostro...
q nos pone los pelos de punta,

la piel de gallina,

el corazon galopeando a mil,

con ese trago de aliento q no

podemos hacerlo cruzar x nuestra garganta.

Vivimos en un mundo donde TODO puede ocurrir.

Solo hay q tener los ojos bien abiertos y recordar cada dia los dias bonitos q nos ha regalado la vida,
q es una sola,
q es solo nuestra. !!!

Ya q esta usted envuelta en esa "sensación rara" q hoy posee, desde aquí le mando un abrazo GRANDOTE !!!

Genín dijo...

Uf!
Menos mal que no pasó nada, que yo de desgracias de niños y madres ya tengo el cupo completo...
Besos y salud

Alexis dijo...

La vida es asi buena y mala jajja..
es la primera vez queentro a tu blog y me gustomucho espero que algun dia tambien pases por elmio.
saludos desde perú!!

Tawaki dijo...

La sensación de que nuestra vida puede cambiar en un instante.

Besos.