viernes, enero 18, 2008

Estos días fueron durísimos. Vamos, un desastre!!!
Ayer, estaba nerviosísimo. Decía una boludez atrás de la otra. Es un niñoooo!!! (de 39 años y, para peor, vasco)
Finalmente, ya ha llegado a Madrid. Lee. Se ha afeitado.
No creo que vaya a salir para nada bien. Este niño puede conmigo.
Me pondré una armadura y haré frente a lo que venga. Yo sí que soy valiente. Si digo digo, diego Diego. No tengo ganas de buscar si era así el dicho, ni siquiera si significa what I mean, pero, en fin, en esta ocasión lo encuentro muy suitable.
Tengo miles de cosas para hacer en casa y taaaan pocas ganas. Voy de a poquito. G le presta su cuarto este finde, me ha ayudado a tenderle la cama y hemos ido juntas al super a comprarle sus caprichitos (de lo más normales, por cierto)
Llegaremos sobre las 4 a casa y yo tengo que trabajar a las 5:14. Sólo hora y cuarto. Me he dejado el finde libre.
Aún no he decidido qué cocinar. Creo que me decantaré por sopita de verduras, ensalada y salmón a la plancha. Tiene que ser todo práctico y rápido.
Mejor no me enrollo y sigo aspirando.

No hay comentarios.: