domingo, agosto 12, 2007
















El otro día, no sé cómo, encontré lo de "El baile del koala" en YouTube y me pareció divertidísimo. Se lo mostré a S y nos pusimos a bailar a las 2 a.m., cuando volvimos de trabajar. Hoy venían E y Ll y decidimos hacerles la coreografía. Obviamente no habíamos ensayado nada pero la cuestión era sorprenderlos. Como de pie no sería posible, los hicimos sentar en el sillón. Ll más o menos se dio cuenta cómo venían los tiros porque, como cruzaba las piernas, se las hicimos bajar dos veces y comenzó a sospechar. E se llevó un susto de aquellos cuando S se le subió encima. Nos cagamos de risa.

E era el supuesto cocinero del día, pero no hizo nada. Comimos dorada y salmón con patatas al horno. De postre: copas heladas a piacere y después, café bombón. Todo muy bien, salvo las patatas que estaban medio crudas.

Todos se fueron a la playa pero Ll se quedó un ratito más antes de ir a trabajar para dejar cosas ordenadas para mañana, que le toca repartija. Mesquinet. Como D se quebró un brazo montando a caballo, ahora se tienen que dividir su trabajo entre los otros 3.

Bueno, la comida estuvo muy divertida, pero "el baile del koala" me dejó con la garganta hecha polvo, es que me reí tanto de verles la cara y los gritos que daban desde el sillón cuando cogíamos carrerilla para ir al ataque.

No entiendo nada, mi cuerpo está dado vueltas, supongo que será el stress del trabajo. Estoy muy cansada así que espero que las chicas vengan pronto de la playa para que cenemos temprano y nos acostemos. Aunque me parece que no será posible porque S tiene que preparar la maleta todavía.

No hay comentarios.: