lunes, julio 02, 2007

Ayer fue mi día libre, y esta vez me fui al poble.
Lo pasé genial. Me cocinaron (dorada -de cosecha propia- al forn amb patates i cebes), me mimaron, me 'aguantaron' y me siguieron el ritmo, pero con siesta incluída.

Hoy estoy reventada, la espalda me duele taaaanto que no pude ir ni a spinning. Ya me voy metiendo dos ibuprofenos y no se me pasa. Maldita humedad!!! Además estuve con sueño todo el día. Trabajé de 9:30 a 17:30 y aguanté gracias al mate y a los cafés que me tomé a lo largo del día. Ayer me acosté tarde porque aprofité para hacer una visita (en donde ligué dos regalos divinos, que me hicieron morir de vergüenza) y al volver cené y me puse a hablar por tel. a Argentina. Apagué la luz super tarde.

No hay comentarios.: