sábado, mayo 12, 2007

Los días se me pasan volando. Voy a mil, siempre estoy cansada.

Tal vez se me desocupa el piso porque mis inquilinos se compran uno, pero aún no es seguro, me tienen que confirmar.

Ya llegaron los resultados y, de momento, está todo ok. Al final será una tontería.
Aún no me han llamado para la cita, con el traslado al nuevo hospital todo está retrasado.

Ayer me di cuenta que, al menos hasta el 20 de junio, no tendré ningún día libre. Después, si me organizo, quizás, pero tampoco creo. Supongo que será así hasta octubre. Espero no morir en el intento. Tendré que ingeniármelas para no estresarme. El mejor remedio es la playa.
Mi padre me va a necesitar mucho y yo no quiero descuidar mis otras fuentes.

Hoy a las 8 juega el Menorca su último partido ante el Murcia. Creo que todo puede ir muy bien.
Trabajaré de 10:30 a 19:30 (porque me suspendieron la de las 9:30) y me vendré pitando a ver el partido.

Mañana voy a comer as poble. Quizás me voy un rato antes a la playa, como para relajarme porque a las 6 ya tendré que estar trabajando otra vez.

No hay comentarios.: