viernes, febrero 16, 2007




















Este es Gelito, el canario que acompaña a mi abu.

Hoy, mientras trabajaba, me moría de los nervios pensando cómo estaría. No aguanté más y partí cap a Ciutadella. Pensaba que ya lo habrían llevado a la habitación pero aún ni lo habían ingresado en quirófano. La operación nunca se realizó a causa de unas lipotimias reiteradas. Tanto nervio para nada. Mesquinet.

Esta tarde me fui con Rebeca, que siempre quiere acompañarme, a ver el piso y despejar el cuarto para pintarlo. Quité los cuadros, la cortina, la cama, etc. Mañana iré a preparar las paredes. No sé si lo pintaré este domingo o el finde que viene. Ya veré. Me da mucha pereza.

No hay comentarios.: