lunes, mayo 08, 2006























Nalbandian le ganó a Davydenko y se adjudicó el torneo de Estoril.

El domingo fue por de más (separado o todo junto?) estático. Hubo un tímido: què ferem? (o como se diga) que tuvo por respuesta algo así como: tengo fiaca/pereza, en un menorquín incomprensible y acompañado de bostezo. Ante ésto, y antes de que me agarre un ataque, me levanté a lavar los platos. Con lo bonito que hubiera sido tirarse en una playa o bajo un árbol, pero no...el sillón era la mejor opción.
Al menos vimos El último samurai. No me interesaba para nada pero peor era seguir haciendo zapping.
Apenas terminó me levanté a hacer mate.
Fue un partido de infarto, lo único que hacía era festejar o putear, más esto último. El Menorca perdió contra el Leche Río 83-81. Puffff!!! Qué tristeza!

Ayer no dormí casi en toda la noche. Fue horrible. Me hacía calor, me hacía frío.

Hoy tocó molta feina, unas 11 horas. Pensé que no aguantaría pero pude, a pesar de no haber dormido.

Me voy a acostar ya. Mañana me espera otro día semejante al de hoy, pero por suerte voy sacándome trabajo atrasado de encima.
Necesito descansar bien.

No hay comentarios.: