sábado, julio 30, 2005

Ayer a la noche me llamó P para invitarme a cenar otra vez.
La cena sería esta noche.
Un restaurant en el campo.
Mmmm, no sé. Demasiado romántico (?) comprometido, formal...
Me parece que la cosa se está poniendo complicada.
Yo la paso bien, él es encantador, super caballero, está en todos los detalles, pero...mi cabeza está en otro lado.
En un principio todo fue casual. Me parece que ya no lo es más.
Y si me dice algo???
No me gustaría pasar un momento de tensión.

Quedé en contestarle hoy para que hiciera, o no, la reserva.
Si le digo que sí, me estaré metiendo en la boca del lobo.
Si le digo que no, volverá a invitarme el sábado que viene.
Jooo!!!

No hay comentarios.: