lunes, julio 25, 2005

Acabo de corroborarlo una vez más: qué buena es la fiesta de mi pueblo!!!

Después de dejar a mi abu y Bibi en el aeropuerto vinimos con Myriam a casa.

Nos tomamos un par de pomadas/gin amb llimonada y nos fuimos para el jaleo (las fotos salieron espantosas, todas movidas)

Otra cosa que puedo ratificar: me encantan los caballos.
Qué buena esa sensación de peligro, emoción, mezclada con la música típica.
Joooo!!!! Espectaculaaaarrrr!!!
Claro, me dan miedo, como siempre me dieron miedo cuando hacía equitación, allá, en mis años mozos. Qué pena haberlo dejado...
Primero tuve a Matrícula, un negro pequeñito, regalo de mi abuelo, que saltaba como los dioses (cuando no se negaba en frente de la valla y me hacía pasar para el otro lado, cayendo, en el mejor de los casos, de culete-espalda, jeje!)
Luego papá me regaló a Roy, un caballazo marrón, enorme, guapísimo.
Qué ganas de montaaarrrr!!!!

De todos los chicos que había me llamó la atención uno, alto, guapísimo, remera/camiseta de Sant Joan.
Al terminar el jaleo se me acercó y me dijo: Flor!
Yo no tenía ni idea de quién era.
Después lo deduje: un chico que solía entrar aquí y dejar comments.
Yo no me acordaba su nombre y se lo pregunté: Manu.
Lo conocí personalmente en la fiesta de Es Castell del año pasado, cuando yo iba muy, pero muy en pedo y él se acercó y se presentó.
Lo único que recordaba era que me había parecido muy guapo, pero nada más.
Hoy me di cuenta que lo tenía confundido con otro que, en la actualidad, vive a la vuelta de casa.
Me dijo que hace 6 meses que no entra a internet.

Al mediodía hablé con mi negrito. Qué cosita más hermosa!!!

Update: Ayer me enteré que todos sus hermanos saben de mi existencia. Ufff, qué vergüenza si entran y leen todas las boludeces que pongo. En fin...es lo que hay...es mi diario e intentaré no cambiar.

No hay comentarios.: