sábado, marzo 12, 2005

Cuando estaba a punto de salir para Sa Roca con papá, me sonó el teléfono. Me llamaban del Casino para trabajar. Me quedé vestida, perfumada y con muchas ganas de ir.
Hoy había un asado del Partido que me hacía mucha ilusión. Además, el día estaba espectacular. Pero bueh, no me quejo, el trabajo es prioridad.

Estoy agotadísima, hice 5 horitas. Me duelen los pies, mucho, en especial el derecho.

Después de trabajar me fui a la piscina pero llegué tarde, sólo alcancé a darme una ducha y volver a casa.
Necesito dormir, descansar.
Mañana estoy otra vez de profe de autoescuela.

No hay comentarios.: