sábado, enero 01, 2005

La verdad es que este final de 2004 fue demasiado trágico, muy difícil de digerir.

Lo del sudeste asiático es algo que supera la ficción, es impensable. Y lo que les espera...
Lo de Buenos Aires, un suceso tristísimo, escalofriante.

Supongo que el mundo no habrá estado para demasiados festejos.
Sé que me equivoco.
A mí me afectó mucho.

Sólo espero que este 2005 venga mejor, mucho mejor.

No hay comentarios.: