lunes, enero 31, 2005

Hoy fue un día movidito, casi no paré en casa.
Salí temprano porque tenía que hacer un envío a Argentina y no sabía cómo. Revolví toda la casa de mi papá buscando algún comprobante que me ayudara pero no encontré nada. Por suerte la chica de la agencia tenía todos los datos que se necesitaban y salió perfecto.
De ahí me fui a natación.
Busqué las trampas del almacén y tenían el queso intacto.
Comí y me fui a lo de mi hermana porque hoy teníamos que hacer unas entrevistas y los teléfonos no paraban de sonar. Nos fue muy bien, pero recién comenzamos. Mañana tendremos la tarde a full.
Nos salió otra búsqueda.
Le corregí la entrega de mañana para el Ayuntamiento y salimos volando a clases de catalán. Estuvo espectacular. Tuvimos con una suplente di-vi-na. El lunes que viene nos tocará con otra, Lucía, una valenciana. Se supone que esta será nuestra teacher definitiva.

No hay comentarios.: