sábado, enero 01, 2005

Ayer, finalmente, hubo cambio de planes. En lugar de ser tres terminando siendo seis. Se unieron a nosotros Javier, Nathalie y Charlie.
Tuvimos una cena super agradable, con conversación amena e interesante, aunque no profunda.

Yo pelé mis 12 uvas, les saqué las pepitas y me las comí. Terminé mucho después de las 12 campanadas, of course. Sólo recuerdo haber pedido un par de deseos, al resto los malgasté :(

Cuando nos fuimos empecé a sentirme mal, me dolía mucho el estómago.
Llegué a casa y vomité.
Intenté ver una peli con Maribel Verdú que pasaban en la tele pero me dormía en el sillón.
Pasé una noche muy mala, vomité otra vez.
No tomé nada, just water. No comí mucho pero me cayó mal. Lo peor de todo fue que me mandé las 12 uvas sin darme cuenta de que estaban crudas. Eso fue la gota que rebalsó el vaso.
Está visto que la fruta cruda me cae muy, pero muy mal.

Esta mañana me despertó el teléfono. Me invitaban a caminar. Estaba muerta, no acepté.
Al mediodía me invitaron a comer en casa de Erika y Mauricio, tampoco fui. No me divertía mucho, todos resacosos y yo fresca como una lechuga.

No hay comentarios.: