miércoles, septiembre 29, 2004

Tengo el blog demasiado abandonado y no quiero que nadie se preocupe.

Antes que nada, está todo bien. Todo listo, aunque todavía me falta el resultado del helicobacter (me lo darán el miércoles que viene)
Supongo que en breve fijaremos la fecha de la intervención o, al menos, del viaje.
Lamentablemente yo contaba con mi tía en Buenos Aires pero hubo un cambio de planes. La mandan a Chile por trabajo, desde Octubre a Marzo. Me deja su casa, su perro (un gran danés), su mucama y su alarma. La señora va todos los días, hasta la 1 p.m. pero a partir de esa hora me quedaría sola. Volver a una casa en la que no hay nadie también me da miedo. Como ella se va recién el 17 de Oct. tal vez tengo suerte y coincidimos unos días.
Luciana está viendo la posibilidad de tomarse vacaciones para acompañarme. Otra opción es mi hermano pero, como está bastante complicado con unos proyectos, no sabemos si será factible.


Ya he visto a casi todas las personas que me interesaba ver.

En lo de Lu estoy super cómoda y no la molesto. Ella mudó el consultorio a otra parte, ya no está en su casa, por lo que ahora tengo mi cuarto.

El jueves Belén festejó su cumple. Conocí su nueva casa en el country: espectacularrr! Fue una reunión atípica ya que estaban, además de las chicas del cole y sus amigas, sus hermanas, madre y suegra.

El viernes vinieron a pasar el día Emi y Juli. Nos quedamos charlando hasta tardísimo.

El sábado a la tarde me fui a Marcos Paz y me quedé a dormir en lo de Mercedes. Solana se fue a un Congreso de Terapia Intensiva en Bs.As. y no pudo venir con nosotras.

El domingo comimos en mi abu y a la noche salimos con Sofi y Juanqui. Hubo un cambio de planes de último momento y terminamos comiendo en Plaza de Almas. Se nos acopló un alumno -treintañero- de mi hermana, Adrián.

El lunes a la noche vino a comer Ati, yo ya estaba en pijama y muerta de sueño.

Ayer fue el cumple de mamá, lo pasamos super bien. Le regalamos un montón de cosas re-buenas y útiles. Mi hermano y su novia le hicieron una torta de capitas enorme y espectacular.
A la noche festejó con sus amigas en Casa Mayor.
Por segunda vez consecutiva Ati fue invitado a comer unos sorrentinos riquísimos.

Esta tarde la tengo que acompañar a mi abuela al oculista. La tienen que operar de cataratas y está muerta de miedo. La operación no será hoy, sólo hablaremos del costo y de la fecha.

Lu quiere que vayamos esta noche a Casa Mayor. Ya veremos cómo termina el día.
Está super fresco (15°) y lloviznando= divino.

No hay comentarios.: