martes, septiembre 14, 2004

Ayer recibí una carta de Estrella, una chica con la que me escribía cuando apenas éramos adolescentes.
Ella sigue viviendo en Madrid, como siempre.

Da la casualidad de que yo tengo que estar mañana allí, desde la 1 hasta las 11 p.m. que es cuando sale mi vuelo a BUE.
Tenía pensado quedarme en el aeropuerto todo el día. Es que llevo ropa de invierno (zapatos, sweater, campera, etc) porque en Buenos Aires hará frío.
No puedo andar dando vueltas por Madrid con todo ese cargamento.

Vamos a ver si logramos organizar algo, aunque lo veo difícil.

No hay comentarios.: