miércoles, agosto 25, 2004

Estoy harta de tener el pie vendado. Podrida. Sigo con el reposo y agradeciéndole a los dioses del olimpo por Atenas 2004, que me está salvando de un tedio feroz.

Esta mañana me hicieron los análisis y recién estarán los resultados, si Dios quiere, a fines de la semana que viene.

Por la tarde fui a control de peso y sigo bajando. Creo que en total unos 3 kilos, nada despreciable y eso que estoy todo el tiempo tirada en un sofá.

No he recibido respuesta a mi mail. Lo único que me mantiene medianamente tranquila es que aunque me dijeran que es posible que me operen en Septiembre no podría reservar los pasajes hasta no tener la historia clínica y que me den el visto bueno.

Luciana tiene ganas de pedir vacaciones e ir a hacerme compañía en Bs.As.
Yo, feliz.


No hay comentarios.: