martes, julio 06, 2004

Ayer, después de trabajar, me quedé en lo de mi hermana.
Me mostró todo lo que se compró/compraron y me trajo un montón de regalos, de ella, mi mamá, mi abuela y una amiga. Buenísimos.

Un día fue al Colegio de Psicólogos de Tucumán a ver el tema de su dada de baja porque al parecer las facturas de las cuotas seguían llegando. Mientras estaba allí la secretaria le avisó que tenía unos $1500 en su cuenta bancaria. Ella no lo podía creer. Finalmente había cobrado lo que tenía pendiente de hace 3 años. Como mi hermana es muy generosa, destinó ese dinero para pagarle la operación de cataratas a mi abuela.

Mientras estuvo allá decidieron con mi cuñado que en lugar de que Leo, la señora que limpia el piso de mi hermano, cobre 10 pesos ellos le pagarían 10 euros, como si fuera aquí.

Qué maravilla de hermana tengo!!!

No hay comentarios.: