lunes, mayo 24, 2004

Hoy fue un día laboral fatal. Comenzó a las 5:40 a.m. y terminó a las 9:30 p.m.
A las 6:40 estaba en lo de A. Lo levanté, le dí el desayuno y lo llevé a la guardería a las 8:40.
Visitamos dos clientes.
Busqué a A. de la guardería y estuve con él 3 horitas, hasta que llegó su padre.
Vine a casa, comí a las 4:30 e hice una hora de siesta porque me dormía de parada.
Fui a la empresa hasta las 9:30 y aquí estoy.

La siesta y el mate me salvaron. Estoy bastante recuperada.

Update: Mañana tengo que estar a las 6:40 nuevamente, zzzzzzzz!!!

No hay comentarios.: