jueves, mayo 27, 2004

.
A Mauro y Virgilio le salieron los papeles. Están super felices. Ambos tienen hijos y mujer a su cargo.
Ahora tienen que irse a Argentina, como lo hice yo.
Podrán trabajar sin miedo, aportarán a Hacienda lo que corresponda. Dejarán de sentirse como se sienten.

No hay comentarios.: