martes, mayo 18, 2004

.
Hace más de seis meses que empecé a pensar en alguien.

La cosa empezó por casualidad. A medida que iba conociéndolo había más cualidades que me gustaban de él. Cada vez sumaba más puntos (y aún los sigue sumando).

El tema fue progresivo, ahora pienso en él varias veces por día.
Pero no puedo avanzar, por varias razones que no vienen a cuento.

Siempre me he preguntado si él se da cuenta de que me gusta. Yo creo que lo sospecha, pero se hace el boludo. También puede influir el hecho de que yo sea argentina y él no, quizás eso lo haga dudar. Yo trato de disimular pero a veces pienso que se me va la mano.

Por qué todo tiene que ser tan difícil?
El sacármelo de la cabeza es sólo cuestión de tiempo, o de que un clavo saque a otro clavo.

No hay comentarios.: