domingo, febrero 02, 2003

Luego de haber escrito un post hace un par de horas, y de ver cómo el mismo desaparecía por obra y gracia de uno de los innumerables cortes de luz que se produjeron a lo largo del día de hoy, me dispongo a realizar un segundo intento.
Esta vez seré más precavida y lo haré en Word, para no perderlo todo.
Acabo de volver de “The Teapot”, un bar inglés donde voy de vez en cuando. Tuve la mala idea de pedir a uno de los hombres, a quien conozco desde la primera vez que entre allí en diciembre de 2001, que me enseñara a tirar los dardos. Luego de un par de intentos me dijo: “I would be very glad if you take me home and make love with me”. Sí, sí, lo que leen: que estaría encantado de que lo llevara a SU casa e hiciera el amor con él. Yo flipaba. Me parece que el precio de la “clase” era un poco elevado, no sé si estarán de acuerdo. Sin comentarios....
Cambiando de tema.
El día de hoy fue muy guapo, y atípico. Fuimos a comer a lo de mi hermana del medio quien ayer se mudó, oficialmente, a Mahón con su novio. La comida era por un lado para celebrar el evento y por otro, para despedir a Sofi, la peque, que vuelve mañana a Argentina. De paso conocíamos la nueva casa.
Es espectacular. Una casa menorquina típica, totalmente reciclada. Tiene dos pisos, varios cuartos, terraza, living, comedor, etc. Está muy bien ubicada, a metros del parking y en pleno centro, pero en una calle por donde no circula demasiada gente.
Después del postre llegaron los suegros, quienes resultaron ser majísimos.
Luego fuimos al puerto a hacer un café con el grupo que tiene Sofi, eramos un montón.
La pasamos muy bien.
Al llegar a casa vi un programa en tve2 sobre Argentina que me dejó tan triste que volví a cambiarme y partí a distraerme.
Mañana se va Sofi y el alma se me parte. Pero ya me estoy acostumbrando a vivir con el alma desgarrada.

No hay comentarios.: