viernes, febrero 14, 2003

Estoy al borde del infarto, llegó la cuenta del teléfono y a causa de un error estúpido con una conexión de internet, tengo que pagar un montón de dinero. Tengo un consuelo: de repente se me prendió una lamparita y dejé de utilizar ese servidor, sino me hubieran tenido que embargar la casa!!!!.
No lo puedo creer...
Pero bueno, tal vez se me dé un alumno nuevo de inglés. La semana que viene lo sabría.
Una de cal y una de arena. Aún no quiero entusiasmarme.
Hoy estuve pintando mi cuarto, pero sola se me hizo mucho más difícil. Apenas hice dos paredes, y eso que es pequeño. Tardé bastante porque tuve un inconveniente con el rodillo que tenía restos de pintura amarilla, así que me hizo perder tiempo, y la pared quedó un desastre. Con la segunda mano no se notará.
Con lo bien que me vendría un novio para estas cosas de la casa. Pero claro, no se puede querer un hombre sólo para ésto, tendría que ser para todo y ahí creo que ya no me vendría tan bien.
Quizás sería mejor un amigo.

No hay comentarios.: