martes, diciembre 10, 2002

Parece que la cosa en mi casa argentina está complicada. Mi hermana ha decidido venir de visita y a mi madre no le ha caído muy bien. Empezó con la pantomima para llamar la atención....en fin...lo de siempre: médicos, discusiones, reclamos, llanto. Por suerte estoy lejos, pero a pesar de la distancia, lo mismo llega. Lo único que espero es que mis hermanos sepan "proteger" a mi abuela quien luego de estar 3 meses en mi casa menorquina, volvió con 10 años menos.
Esto me recuerda a una vez que mi abuelo hizo algo que ahora me parece gracioso. Resulta que había llegado la hora de volver a su casa y lo estaba por ir a buscar el señor que lo cuidaba. El, como siempre, no quería volver. Entonces no encontró mejor idea que tirarse en una cama y hacerse el muerto. Mi hermana se asustó mucho, mucho. Le hablaban, lo movían....y nada, no reaccionaba. Entonces llamaron a una ambulancia. Cuando vino el doctor, como por arte de magia, estaba regio. Entra al cuarto y le pregunta: "cómo se encuentra abuelo?", y me abuelo le contesta: "muy bien", el médico le pide que le diga cómo se llamaba, y recibe como respuesta el nombre completo. Mi hermana y mi madre casi lo matan. Les había tomado el pelo. Pobrecito...no quería volver...

No hay comentarios.: