viernes, diciembre 20, 2002

Estoy en un dilema. Cuando estoy triste no me gusta decirlo, no me gusta que la gente se dé cuenta. El otro día escribí dos posts que luego quería borrar. Entonces me puse a pensar qué sentido tenía hacer un blog si cuando realmente me gustaría expresar lo que siento, me tengo que estar controlando. Me parece que ésto no va bien. Tal vez sea porque cometí el error de poner hasta mi foto...tal vez tendría que haberlo hecho un poco más anónimo, y eso me daría más libertad. No lo sé.
Sólo sé que estoy mal, que me gustaría recibir un abrazo, un beso, un poco de afecto, aunque sea de vez en cuando. Pero no, estoy sola y me las tengo que bancar. Porque estoy lejos de mi gente, de mi país, lejos de todo.
También sé que pronto pasará...

No hay comentarios.: